Seguidores


Capitulo 52

Elizabeth
-Ah, ¿serás..? ¡Voy a matarte!-le grité.
Alan rió y puso su más inocente carita. Já. No se iba a librar tan fácilmente. Yo no solía perdonar a los que manchaban de helado y aunque tengo que admitir qué se veía increíblemente mono cuándo ensució mi nariz con su dedo manchado de vainilla. Aún así no estaba perdonado.
-¡No me hagas correr!
Él ya estaba a unos metros de distancia y le fulminé con la mirada. ¡Iba a matarle! Corrí detrás de él, pero alargó sus brazos y me capturó entre ellos. Todavía tenía su helado en una de sus manos y trató de no chocarlo contra ninguna parte de mi cuerpo mientras yo luchaba contra él.
-¿Ya no eres tan fuerte, eh?-me dijo mientras se reía.
-¡Suéltame estúpido!
Pero su risa era contagiosa.
-Pero miren a quién tenemos aquí.
Ambos nos centramos en el chico que había delante de nosotros y Alan me soltó solo un poco, para colocar las manos en mis caderas.
-Hola, James.-Él chico también saludó a Alan y después sus ojos viajaron hacia mí.-Oh, creo que no os he presentado. James, esta es mi novia, Elizabeth. Cielo, este es James, un amigo mío.
-¿Serás mamón? ¿Desde cuándo tu brother es solo un amigo tuyo?-preguntó el chico. Alan rodó los ojos.-Dulzura, no sé que haces con este idiota. Ya os vi antes a ti y a ti amiguita e hice una apuesta con Andrew a qué no acababaréis con estos dos. Me habéis defraudado.
Solté una carcajada mientras que Alan ponía mala cara y levantaba una ceja. Hace tiempo que me había soltado y estaba simplemente parado a mi lado.
-Noticias de actualidad James: tú nunca tendrás una novia.
-Ya tengo una Alan.
-Una que dure.
-Llevamos 4 meses.
-Lo que sea hombre.
Me reí de ellos y negué con la cabeza. Cogí el helado de la mano de Alan ya que habíamos preferido comprar uno grande y compartirlo. Me encantaba cuando la vainilla comenzaba a derretirse, me parecía que era más sabroso.
-Bueno chicos yo realmente tengo que irme. Encantado de conocerte Eli.-nos saludó y se alejó. Después de dar dos pasos se paró en seco y se dio la vuelta.-Ah y...¡encontraros una jodida habitación!

Alan
-¡Enanos!-grité cuando abrí la puerta de la casa.
Eli estaba detrás de mí y en unos segundos escuchamos las fuertes pisadas de mis hermanos por el pasillo. Nada más verla se lazaron a sus brazos.
-Pensamos qué no volverías por aquí.-dijo Ronald.
-¿Por qué haría eso? ¿Prometí que volvería, no?-le dijo ella.
Mi mamá apareció en el pasillo con una taza de té en sus manos. Tenía el pelo suelto y vestía un sencillo vestido veraniego de andar por casa.
-Mamá, ¿qué haces aquí?
-Me tomé el día libre para pasar el tiempo con estos dos. Elizabeth cariño, qué alegría volver a verte.
-Lo mismo digo señora Thompson.
-Pero entrad no os quedéis allí. Hice bocadillos para merendar, ¿tenéis hambre?
Los cuatro la seguimos a la cocina y evidentemente había unos cuantos bocatas encima de la mesa.
-Mamá, mmm, en realidad Eli y yo estaremos en mi cuarto.
-Oh-ella pareció entenderlo y asintió.-Está bien, si queréis algo solo tenéis que llamarme.
Eli abrió la puerta de mi cuarto y se sentó en mi cama, así que no dudé en seguir su ejemplo después de cerrar la puerta. Metí mis brazos debajo de mi cabeza y me tumbé.
-¿Qué planes tienes para hoy?-le pregunté.
Eli se tumbó apoyando su cabeza sobre mi pecho y sus brazos alrededor de mi cuerpo.
-No se me ocurrió nada divertido para hacer.-levantó la cabeza y me miró.-Pero quedarme aquí contigo parece una buena opción.
Le sonreí y le besé la frente.
-¿Solo una buena opción?-Su frente se arrugó y asintió.-Pues entonces ya puedes irte.
-¿Eh?
-No quiero ser una buena opción, quiero ser tu única opción.
Ella rió y después se reincorporó colocándose a horcajadas sobre mi tripa y bajando para que nuestros ojos se encontraran. Saqué las manos de detrás de mi cabeza y las coloqué encima de sus caderas.
-Eres bastante egoísta, ¿sabes? Hay que compartir.-me dijo a punto de rozar mis labios.
-Estás loca si piensas que voy a compartirte.
Y es así como nuestra sesión de besuqueo comenzó. Ella metió las manos en mi cabello y tiró de mi hacia arriba mientras que yo la cogía por la cintura y la colocaba delante de mí. Nos quedamos sentados en la cama, nuestras respiraciones agitadas mientras nuestros labios seguían saboreándose. Acaricié su espalda mientras que ella recorría mi cuello con sus labios, dándome pequeños besos. Con un rápido movimiento la tumbé para que quedara debajo de mí y los besos se volvieron más apasionados. Mis manos habían tenido suficiente de sus caderas y comencé a juguetear con el dobladillo de su camiseta y con la piel que iba dejando expuesta.
-¿Alan?
Ambos nos incorporamos ante la voz de Jake y jadeamos.
-¿Qué pasa colega?
-Quería preguntarte si te apetecía jugar al Fifa.-Sus ojos estaban abiertos y hablaba balbuceando.
-Hmm esto...-¡Dios! Mi voz sonaba ronca así que me aclaré la garganta.-En realidad estaba un poco ocupado, ¿podemos dejarlo para mañana?
Él asintió y antes de cerrar la puerta dijo.
-Claro, supongo que la repoblación humana es más importante.-Nos sonrió contento y se fue.
Juro que nos quedamos de piedra. Mi hermano de nueve años acababa de insinuar que estaba teniendo sexo con mi novia. Esto era tan irreal.
Eli se aclaró la garganta y giré la cabeza para mirarla. Estaba levemente sonrojada y despeinada. Hermosa.
-Creo que deberías hablar con Jake. Eres su hermano mayor y ese comentario significa que él...
-Por favor, Eli. No voy a hablar con mi hermano, que por si no te has dado cuenta tiene nueve, de sexo. Ya habrá tiempo.
-Oh...claro.
Ella parecía estar avergonzada y la acerqué a mí para darle un beso en la sien.
-Crees qué...¿le dirá algo a tu mamá?-las comisuras de mis labios se curvaron hacia arriba.
-Nah, sé como es ser un enano. No hablas con esas cosas con tu mami.
-Oh.
-Pero oye, ¿pasa algo? Por mucho que me guste verte sonrojada no paro de preguntarme a qué se debe. Al fin y al cabo Jake se lo tomó bien, ¿no?
-Hmmm-ella pareció pensar en la respuesta y me encantaba con su frente se arrugaba. Soltó un suspiro y se concentró en jugar con el coletero que tenía puesto en su muñeca.-Verás, en realidad no es por lo de Jake. Es por...bueno lo que nosotros dos estábamos haciendo antes.
Levanté una ceja aunque sabía perfectamente a qué se refería.
-No estábamos haciendo nada que no hayamos hecho antes Eli.
-Lo sé, no me refería a eso. Es...bueno que soy virgen, ya está.-escupió rápidamente como si se hubiese quitado un enorme peso de encima.
Solté una carcajada y ella me envió una mirada asesina. Se levantó de la cama y caminó hacia la puerta, pero la agarré y la tumbé de nuevo.
-¿Por qué demonios te ríes?
-No te enfades cariño, es solo que te tomó demasiado tiempo decirlo. Yo ya lo sabía.
-¿Lo sabías?
Rodé a un lado, liberándola.
-Obviamente tú no eres Mónica. Toda tú transmites inocencia, era lógico que lo fueras.
¡Oh, Dios! Parecía que estaba a punto de matarme.
-¿¡Me dejaste torturarme a mi misma de la peor manera para buscar una forma de decírtelo cuando tú...tú...tú lo sabías!?-levanté los brazos al aire en defensa.
-¡Nunca me lo preguntaste!
-Oh, sí, claro se me olvidó. Alan, ¿piensas qué soy virgen?
-Por supuesto amor, ni lo dudo.
-¡¡Arghh!
Me tiró una de las almohadas con fuerza, intentando hacerme daño. Buena suerte con eso, una almohada a mí no me hace daño-y dudo que al resto de la población humana se lo haga tampoco-. Pero el juego era divertido y en menos de un minuto las almohadas estaban volando por la habitación.

5 comentarios:

  1. Pero... Alan y Eli no lo habían hecho ya antes de irse a Estados Unidos?
    Bueno da igual ha sido perfecto, seguida así.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

      Eliminar
  2. Holaaaaa ;) yo también escribo una novela y me gustaría saber qe estilo elegisteis, ya sabes "viajes...." De esos :) esque a mi no me sale jajaja
    Me encanta por cierto, seguir así
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  3. jajaja voy a contestar a ambas preguntas.
    María: ¡No! Nunca lo han hecho. Ni Alan y Eli, ni Luc y Nastia :D
    Zaida: No elegimos ninguna de todas esas. Esta plantilla la descargué yo de internet. Hay un montón puedes buscar en google "plantillas para blogger" y te salen ^^

    ResponderEliminar
  4. hola,

    mi nombre es Robert Lawson, de 38 años de edad, el médico confirme que mi riñón dos bien bien, y quiero dar a conocer a uno de ellos para que nunca lo necesita, porque en mi vida he hecho una var que voy a salvar la vida de saber importa lo que se necesita de mí. de qué sirve a mí si yo no puedo evitar que un alma ding. no me preguntes por qué, porque es lo que he hecho a la idea de hacer.
    Rezo para que usted no va a morir, sino vivir.

    Puede ponerse en contacto conmigo en el correo electrónico: robertlawson09@gmail.com

    Sr. Lawson.

    ResponderEliminar

 

¿Cuál es tu chico favorito?

¿Y chica?

Personajes secundarios. ¿Quién te gusta más?

¿Cuál es tu chico favorito?

¿Y chica?